Rodeo: ¿Patrimonio cultural o brutalidad?

0
295
views

¿Patrimonio cultural o brutalidad?

El 25 de junio del año 2018, la página oficial de Facebook perteneciente a la Gobernación Provincial de Petorca publicó una serie de fotografías donde se apreciaba la participación de diversas autoridades en una actividad “promotora de las costumbres chilenas”, dentro de la cual destacaba la figura de la actual gobernadora de la provincia. La actividad, de la cual participaba una organización de rodeo, buscaba sanear la deteriorada imagen pública que ha adquirido últimamente aquella práctica. ¿Cómo podría alguien que vive en el siglo XXI tolerar práctica tan arcaica y gravosa? Una consciencia que evoluciona es capaz de entender que el suplicio físico aplicado a otro ser es una práctica que debe ser, a lo menos, limitada. Señalo esto porque hemos entendido como sociedad que la libertad nos permite someter nuestra integridad a suplicios que no son considerados nefastos para nuestra existencia, pero ello nace de la capacidad de decidir que tiene el ser humano, por lo que, una acción que cause una afección física, al menos que la ley lo permita, no debe aplicarse a una persona si no es con su voluntad de por medio. De aquí se desprende el ejemplo de los luchadores de boxeo que, conscientemente y bajo la libertad de decidir, se someten al martirio físico de los golpes ajenos. Sin caer en los tecnicismos científicos de señalar que el raciocinio no es una capacidad única del ser humano, pues ella emana principalmente de la neo corteza presente en nuestro encéfalo, y según Jennifer Dugas-Ford, investigadora postdoctoral en la Universidad de Chicago: “Todos los mamíferos tienen neocórtex, y es prácticamente idéntico en todos ellos”, señalaré que a lo menos alguien con nociones básicas de biología debería entender que aquellos animales que presentan un sistema nervioso son capaces de sentir. Este es el razonamiento mínimo que debería tener alguien que se ufana de sus capacidades cognitivas superiores: “No debo someter a suplicios físicos a alguien que sufre dolor al sentirlos”. Entonces, ¿Por qué debería naturalizarse y permitirse el rodeo? ¿Son los animales sometidos a dicha tortura conscientes del acto? ¿Participan los animales voluntariamente en el rodeo? ¿No poseen los animales que participan de esta actividad sistema nervioso? ¿Son incapaces de sentir dolor frente a un suplicio físico estos animales? No nos engañemos con el discurso del “patrimonio cultural”, si enajenara la mente aquellas palabras debería la sociedad toda aceptar la existencia, todavía, de la lucha de gladiadores o los sacrificios humanos con fines religiosos.   Matías Díaz LemusMovimiento Anti-rodeo Provincia de Petorca Agosto de 2018 La Ligua, V región, Chile. Foto portada: Marcha contra el Rodeo en Valparaíso 1/09/2018 https://www.instagram.com/bastian.cvone/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here